Logo

Movimiento Cívico d'Espanya i Catalans     

27/04/2017 ESPANYA I CATALANS EN LA PRESENTACION DE EMPRESARIS DE CATALUNYA EN VIC

11

El pasado 27 de abril, Empresaris de Catalunya celebró un acto en la Gran Sala Modernista del Casino de Vic. Encabezado por el lema de Cambó “Per Catalunya i l’Espanya Gran”, presidente y vicepresidente de la entidad han desgranado sendas conferencias bajo el título general de Raons econòmiques i socials per las que a la comarca d’Osona i a Catalunya els convé que Catalunya formi part d’Espanya i la Unió Europea.

En primer lugar, ha intervenido el vicepresidente de la entidad, el abogado, empresario y profesor universitario Carles Rivadulla. En una exposición ágil y muy didáctica, con la ayuda de diapositivas y gráficos, ha ido desmontando las falacias del discurso separatista, a la vez que subrayaba los lazos económicos y de todo tipo que unen a Cataluña “con el resto de España, pues me niego a utilizar el tipo de lenguaje que contrapone Cataluña y España, como si fueran dos realidades diferentes”. Ha señalado que las estadísticas muestran claramente que el mercado de las empresas catalanas está en España, no en Europa. De hecho, el 50 % de las ventas de las empresas de Cataluña se dirigen al resto de España, mientras el 50 % restante se reparte entre todos los países del mundo. Ha comentado que sería suicida, desde una lógica meramente empresarial, tratar mal a un cliente, del que dependen la mitad de tus ventas, hasta obligarle a buscar otro proveedor.

También ha señalado la irresponsable actitud del gobierno de la Generalitat al hacer un uso demagógico de las balanzas fiscales. Es un tipo de aproximación que los gobiernos no suelen emplear, para evitar situaciones en las que surjan celos y tensiones entre las distintas partes de un país. Es como si en una familia el padre informara a sus hijos de qué cantidad de dinero del presupuesto familiar se ha gastado en cada uno de ellos: tal vez alguno de los hijos no entendiera que, si su hermana está estudiando un master en la Universidad, necesite más dinero que el resto. Es lógico que los territorios más ricos de un país paguen más impuestos que los menos favorecidos y estos últimos reciban una superior aportación del Estado. Esta redistribución global es bastante equilibrada en España, similar a la que se hace en otros países de nuestro entorno. Por lo demás, Cataluña no es la región que más aporta proporcionalmente al conjunto, pues Baleares o Madrid la superan en este aspecto. De la misma manera, los barrios más ricos de una ciudad cotizan más que los pobres, así como los ciudadanos particulares en función de la cuantía de su renta, como es lógico y razonable. Sin embargo, si el Gobierno de la Generalitat se empeña en utilizar el instrumento de las balanzas fiscales, debería usarlo también para analizar la situación de las diversas provincias o comarcas catalanas, de lo contrario estaría incurriendo en una absoluta incoherencia. Si lo hiciera así, tendría que reconocer que la provincia de Barcelona tiene un saldo fiscal muy negativo, mientras la provincia de Lérida lo tiene positivo. Habría que decir entonces, siguiendo la lógica de los separatistas, que Lérida roba a Barcelona y que el Gobierno catalán expolia a Barcelona en beneficio del resto de Cataluña. Si el estudio se hiciera por comarcas, los contrastes serían aún mayores.

Por lo demás, es un hecho que el estado español ha propiciado tradicionalmente el crecimiento económico de Cataluña. Los aranceles proteccionistas durante el siglo XIX evitaron que los textiles ingleses desbancaran a los catalanes, convirtiendo a la península en un mercado cautivo de las empresas catalanas. El precio de esta protección fue pagado por los consumidores españoles en su conjunto. También comentó el detalle de que Cataluña es la única región española donde todas las capitales de provincia disponen del AVE: extraña forma de oprimir y marginar a una región.

Carles Rivadulla señaló que el rendimiento en la enseñanza, según las pruebas PISA, es inferior en Cataluña a bastantes regiones españolas. Y se trata de un ámbito en el que el gobierno de la Generalitat tiene competencias plenas desde hace muchos años. Es probable que la política de inmersión lingüística obligatoria tenga algo que ver con ello.

También comentó que, desde una perspectiva de crecimiento y excelencia, es muy bueno que exista una competencia que propicie dinámicas de estímulo y  superación, desarrollando sinergias. Y puso como ejemplo la liga española de fútbol, donde la rivalidad con el Real Madrid ha propiciado grandes triunfos del  Barcelona en los últimos años, alternándose con el club de la capital de España en el dominio de la Liga de Campeones. Un triunfo europeo del Real Madrid es bueno para la Liga española, para su prestigio y su crecimiento como negocio. También lo es, por consiguiente, para el Barcelona.

A continuación, vino el turno del Presidente de Empresaris de Catalunya, Josep Bou Vila, quien comenzó haciendo un encendido elogio de Vic, su ciudad natal, “importante centro de la Cataluña interior con una relevante Historia, como testimonia el magnífico edificio donde nos encontramos” y lamentó la ausencia de su alcaldesa, a la que se había invitado al acto previamente.

Confesó a continuación el malestar que le produce, como catalán, los viajes del presidente Puigdemont al extranjero, en los que se acostumbra a dejar en ridículo a toda Cataluña. Haciendo un guiño ingenioso -es empresario del sector de panadería- se refirió al peligro que encierra para todos el actual proceso secesionista, exclamando "Ens hi juguem el pà!" Pues las consecuencias económicas de una secesión -que el gobierno de la Generalitat se niega, de modo irresponsable, a analizar- serían terribles.

Pero no son sólo razones económicas las que nos unen al resto de España, ni mucho menos, sino una comunidad espiritual y nacional en la línea que supo expresar el gran poeta Jacint Verdaguer.

En todo momento Josep Bou se mostró como un hombre que siente realmente las palabras que está pronunciando, directo, con convencimiento, calidez y capacidad de comunicación, sin doblez ni demagogia. Una imagen realmente estimulante para un hombre público, lejos, por desgracia, de la mayoría de nuestros políticos actuales.

Entre los asistentes se contaron algunos colaboradores de Sociedad Civil Catalana, aunque ningún directivo de dicha asociación. Por el contrario, el respaldo de nuestra entidad fue especialmente significativo, en línea con lo acontecido en otras convocatorias de Empresaris de Catalunya, estando presente el Presidente del Movimiento Cívico d’Espanya i Catalans, así como varios miembros de su Junta Directiva. También asisitió el dirigente del partido Unidos Si, Enric Martínez, y miembros de "Barcelona con la Selección".

Terminado el acto, todos los asistentes participaron en un agradable cóctel y departieron animadamente.

 

4  6