Logo

Movimiento Cívico d'Espanya i Catalans     

¿POR QUÉ SOMOS NECESARIOS?

La sociedad catalana necesita voces “no comprometidas” políticamente para poder evidenciar y plasmar los diagnósticos reales de la situación socio-política, sin que existan condicionantes políticos que coarten el discurso. En este sentido, asociaciones como la nuestra, el Movimiento Cívico d´Espanya i Catalans, tienen un lugar destacado.

El Movimiento Cívico d´Espanya i Catalans no compite por un asiento en un ayuntamiento o una institución, tampoco tiene como objeto el quedar bien o actuar con servilismo hacia nadie. Nosotros tenemos identificadas las causas del auge separatista y no tenemos ningún problema para denunciarlas y, en la medida de nuestras posibilidades, combatirlas.

A título informativo, consideramos que el origen de la actual situación de fractura social se debe a tres factores convergentes:

1. La PERMISIVIDAD de los Gobiernos nacionales durante toda la transición democrática. Esta permisividad permitió adoptar leyes orgánicas que entregaban competencias a ciertas CC.AA., a cambio de apoyos puntuales, en pos de una gobernabilidad nacional, sometida al colaboracionismo interesado de los partidos nacionalistas. Esta gobernabilidad podía haber sido positiva, de haberse configurado sobre la base de una visión sustentada en “acuerdos de estado”, blindando competencias catalogables como intransferibles y de gestión o alcance con perspectiva nacional (sirva, como ejemplo, la Educación). Esta posibilidad podría haber sido factible de haberse dado una sintonía objetiva entre los dos grandes bloques parlamentarios nacionales, si ninguno de ellos primase sus decisiones en base a los intereses propios y a las ansias de poder, en lugar de actuar por la conveniencia y compromiso con España y la Constitución.

2. El ACOMPLEJAMIENTO, desde dos perspectivas:  

Por un lado, de carácter institucional. En efecto, al hilo de lo anterior, hay que decir que no se ha actuado, en muchos casos, con criterio patriótico. Esto hubiese evitado dar cancha al pensamiento y a las actuaciones de los nacionalistas que, beneficiándose de la debilidad y de la necesidad de contar con ellos como socios parlamentarios, han ido modulando, siempre al alza, sus demandas o exigencias.

Y, por el otro, la perspectiva social, fruto del avergonzamiento de muchas personas, que se han aliado con el nacionalismo por un injustificado y ridículo sentimiento de inferioridad, ocultando o menospreciando sus raíces vinculadas con el resto de España. Esto contribuyó a destruir amistades y, muchas veces, relaciones familiares.

3. El ADOCTRINAMIENTO. Este es el tercer factor, pero no por ello debe ser considerado como el de menor empaque. Los colegios y la educación se han supeditado a la imposición interesada, a la tergiversación de contenidos, a la adulteración de la historia y a la imposición de una de nuestras culturas. Además, hay que referirse al manifiesto servilismo de los medios de comunicación, sustentados por el erario de la Generalitat, como agradecimiento o contrapartida a los servicios prestados. En efecto, los medios anteponen un razonamiento subjetivo y parcial de la información para alinearla con los intereses y objetivos de los que utilizan las subvenciones como instrumento de fidelidad y de sumisión.

Nuestra existencia como asociación independiente nos permite realizar eventos divulgativos. Un claro ejemplo es la instauración del premio anual “Catalanes por España” que, desde este año, concede el Movimiento Cívico d´Espanya i Catalans. El acto de entrega de la Primera Edición de este premio tuvo lugar, el pasado 14 de febrero, en un céntrico hotel de la ciudad de Barcelona. Con este premio, nuestro Movimiento se propone reconocer y premiar el compromiso de aquellos ciudadanos que, al amparo de la legalidad, defienden y sienten nuestro principio básico (la unidad de España), como suyo. Y planteamos la concesión de este premio de una forma absolutamente altruista por nuestra parte, al compartir la concesión del mismo con todas aquellas entidades y asociaciones afines, sumadas al acto de entrega, pretendiendo que sea una fiesta de todos.

 

                                           Dolores Agenjo recibiendo la placa como premiada de la Edición I del Premio “Catalanes por España”

 

 

 

No podemos ocultar que nos sentimos especialmente satisfechos por el efecto integrador que despertó nuestra iniciativa del premio anual “Catalanes por España”. Numerosas entidades y asociaciones participaron directamente, apostando por el reconociendo merecido a la premiada: la Sra. Dolores Agenjo, directora del IES Pedraforca (Hospitalet de Llobregat). Con el galardón concedido, se reconoció su valentía y coraje defendiendo la legalidad constitucional, en un día tan “desgraciado” para los que nos sentimos demócratas y constitucionalistas, como fue el pasado 9N de 2014.