Logo

Movimiento Cívico d'Espanya i Catalans     

DESPIERTOS Y CON "SENY" (autor: Albert Hidalgo)

Este domingo estamos convocados a unas  elecciones que unos presentan como parlamentarias,  mientras que otros las tiñen de plebiscitarias, bajo impresentables amenazas golpistas en un clima absolutamente crispado de guerras de banderas e identitarismos de todo tipo.

Elecciones que llegan tras un brutal adoctrinamiento en los últimos años, con símbolos desafiantes de ruptura y división repartidos por todos los rincones de la geografía y adueñándose de balcones, calles, plazas, rotondas principales, carreteras, árboles, farolas,

ayuntamientos, campanarios y hasta las mismísimas cimas de las montañas, por no citar la labor pueblo a pueblo, barrio a barrio, de feria en feria y hasta de puerta en puerta llevada acabo por los maestros adoctrinadores al servicio del régimen que les sustenta. Ni siquiera los más pequeños se han librado de las consignas y manipulación en muchas escuelas de Cataluña o en cualquier evento lúdico festivo, desde una fiesta de barrio hasta la multitudinaria fiesta infantil del Club Super3, donde los charlatanes del 'reino' no pierden la ocasión de plantar sus carpas amarillas en las principales entradas, en su esmerada siembra y cultivo de la semilla de rechazo de un idioma y unos colores, por el que incluso muchos pequeños, demuestran ya su desprecio.

Clima desafiante y crispado liderado por una burguesía olvidada de gobernar en sus amoríos con las izquierdas republicanas o los discípulos federalistas de siglas diversas, entregados todos en cuerpo y alma a una causa nacionalista que trata al pueblo como borrego, sin respetar su pluralidad, su libertad individual y su derecho a un pensamiento libre de la manipulación brutal a que la nos han tratado de someter.

Unas elecciones pues, donde el fantasma de la corrupción persigue indistintamente a tantos colores como siglas hayan abrazado ciertas cotas de poder, con o sin esteladas y con unas y otras banderas. Unas elecciones donde todas las siglas, sin excepción, antepondrán sus intereses de poder y gloria por encima del interés general de los ciudadanos, cansados de tanta mentira o medias verdades, de tanto mangoneo, de tanta manipulación sufrida.

Ni las banderas, ni los símbolos, ni un ficticio 'País de las maravillas' obtenido a partir de trocear una nación ya de por sí maltrecha y castigada nos devolverá a los ciudadanos una libertad que sólo es posible obtener cuando somos capaces de abrir los ojos, despertar y darnos cuenta de que la auténtica libertad sólo la encontraremos dentro de cada cual, cuando seamos capaces de despojarnos de tanta venda envenenada con la que nos han tratado cegar.

Actúe cada cual en consecuencia este domingo, con 'seny', pero no sin antes haber despertado, aseado nuestros ojos con agua fresca y tratando de ver las cosas con la claridad y la luz que tanto tiempo han mantenido opaca, toda una tormenta de coloridos trapos.

Albert Hidalgo Martín
Colaborador "Espanya i Catalans"