Logo

Movimiento Cívico d'Espanya i Catalans     

LA ULTIMA EPA DE 2015 CIERRA UN AÑO ESPERANZADOR (autor: Clemente Polo)

Los datos del mercado laboral que cierran 2015 redondean un año bastante satisfactorio que apuntalan la recuperación iniciada en 2013. El número de ocupados en relación al trimestre anterior aumentó en 45.500 y hay 525.100 ocupados que un año antes. La cifra de parados disminuyó en 71.300 personas respecto al trimestre anterior y en 678.200 en los cuatro últimos trimestres. La tasa de paro se situó en el 20,9%, 2,8 puntos porcentuales (pp.) y 5 pp. menos que hace uno y dos años, respectivamente. La variación intertrimestral de las series desestacionalizadas de ocupación y paro, 0,73 y -3,66 por ciento, respectivamente, confirman que la recuperación sigue en marcha a buen ritmo con un crecimiento de la ocupación del 2,99% y una caída del paro del 13,65% en 2015.

Españoles y extranjeros

Las tasas de crecimiento interanual de la ocupación fueron positivas tanto para la población española (2,81%) como extranjera (4,48%). Se redujo también el número de parados si bien el ritmo de caída fue más intenso para los extranjeros (16,79%) que para los españoles (11,53%), de ahí que el número de activos extranjeros haya disminuido (2,59%) más que el de nacionales (0,4%). La tasa de paro de los españoles (incluye personas con doble nacionalidad) cayó al 19,2% y la de los extranjeros al 28,4%. La caída de población activa extranjera este año se suma a la ocurrida en 2014 y acumula una contracción del 7,06% en dos años que contrasta con el ligero aumento de activos españoles (12.600). Esta dispar evolución de la actividad apunta a que algunos parados extranjeros, desanimados al agotar sus prestaciones, abandonaron España, aunque el proceso parece haberse ralentizado en 2015.

El número de ocupados españoles y extranjeros aumentaron el 2,81% y 4,48%, respectivamente, respecto al cuarto trimestre de 2014, pero como la caída de de parados fue incluso más intensa para los extranjeros (16,79%) que los españoles (11,53%), el número de activos extranjeros disminuyó (2,59%) más que el de nacionales (0,4%) en 2015. La tasa de paro de los españoles se redujo hasta el 19,9% y la de los extranjeros al 28,4%. La caída de población activa extranjera, que se suma a la ocurrida en 2014 y acumula ya una contracción del 7,06% en dos años, contrasta con el ligero aumento de activos españoles (12.600), y apunta a que algunos extranjeros, desanimados al agotar sus prestaciones, abandonaron España.

Ocupación por sectores, sexo y tipología de contratos

La ocupación aumentó también en los cuatro sectores, si bien las tasas interanuales en Industria (1,01%) y Construcción (2,73%) quedaron por debajo de la media (2,99%) y fueron sustancialmente inferiores a las del cuarto trimestre de 2014. La ocupación aumentó en 2015 tanto en el colectivo de hombres (305.100) como de mujeres (220.000) aunque la tasa interanual de los hombres (3,19%) superó a la de las mujeres (2,75%). El dato más inquietante es la caída de la ocupación en los grupos de edad 25-29 y 30-34 años que pone en foco la dificultad de desarrollar una carrera profesional continuada.

El 96,3% del incremento de ocupados en 2015 (525.100) son asalariados y el 85,5% de los asalariados (432.600) fueron contratados en el sector privado. Por otra parte, 501.700 fueron contratados a tiempo completo frente a 23.300 a tiempo parcial; curiosamente, el número de hombres contratados a tiempo parcial aumentó en 54.500 y el de mujeres disminuyó en 31.100. En cuanto a la temporalidad, 1 de cada 3 contratos adicionales en 2015 fue indefinido y la tasa de temporalidad aumentó al 25,7%, 1,5 pp. más que hace un año y 3,8 pp. más que en el primer trimestre de 2013 (21,9%). Finalmente, hay 2,1 millones de ocupados subempleados de los que 1,34 millones llevan más de un año en esa situación; no obstante, esta cifra se redujo en 323.200 en el bienio 2014-15. Dentro de los subempleados, hay 1,76 millones de asalariados que no han encontrado trabajo a jornada completa, una cifra casi igual a la de hace un año (1,77 millones).

Paro de larga duración y tasas de paro femenino, juvenil, y por CC. AA.

El número de parados que llevan buscando trabajo más de 1 año continúa siendo muy elevado (3,08 millones) y supone el 64,4% del total; no obstante, su número se ha reducido en 772.400 desde el cuarto trimestre de 2013. La tasa de paro de las mujeres (22,52%) supera en 3 pp. a la de los hombres (19,49%) y las tasas de los más jóvenes continúan siendo alarmantes (66,09% 16-19 años y 42,52% 20-24 años), aunque todas han registrado caídas notables en los últimos trimestres, especialmente las de jóvenes de 20-24 años con formación primaria, primera etapa de secundaria y segunda etapa de secundaria con orientación general. El País Vasco, Navarra y La Rioja son las tres CC. AA. con menores tasas de paro (12-14 por ciento), y Andalucía, Extremadura y Canarias las tres con tasas más elevadas (26-30 por ciento); Madrid y Cataluña están 4,4 y 3,2 pp., respectivamente, por debajo de la media.

Clemente Polo Andrés
Responsable del Área de análisis político y económico de "Espanya i Catalans"