Logo

Movimiento Cívico d'Espanya i Catalans     

EL REGRESO DE BOADELLA (autor: Clemente Polo)

 

Boadella, parodiando la estrellada.

Boadella, con bata de cola estrellada.

Las declaraciones recientes de Boadella sobre la ambigüedad de la dirección actual de Ciudadanos, en general, y de Arrimadas, la cabeza visible del partido en Cataluña, en particular, me parecen muy certeras. La oposición decidida al nacionalismo de todos los pelajes y tonos, desde los que encarnan el PSC hasta la CUP, pasando por CDC (PDE, o cómo se llame ahora) y ERC, constituyó la seña de identidad de Ciudadanos cuando algunos catalanes fundamos el partido en junio de 2006.

Punset, reivindica el espíritu fundacional de Ciudadanos.

Punset, reivindica el espíritu fundacional de Ciudadanos.

El primer párrafo de la ponencia del Ideario del nuevo partido –que tuve el honor de coordinar y defender en su congreso constituyente– explica con claridad meridiana la razón de ser del nuevo partido:

“Ciudadanos de Cataluña es un partido que nace con el compromiso de aportar nuevas ideas, impulsar nuevas políticas y restituir el principio de realidad a la política catalana y española tras tantos años de maniqueísmo, sectarismo y corrupción nacionalista.”

arrimadas-en-campana

Arrimadas en campaña con un lema muy similar a “Un nuevo país para todos” de ERC.

La falta de ambigüedad frente al discurso nacional-independentista fue precisamente lo que permitió a Ciudadanos ir robando protagonismo y espacio político tanto al PP como al PSC en Cataluña y convertirse en la segunda fuerza política en el Parlament el 27 de septiembre de 2015.

Pacto del Tinell, diciembre 2003. Maragall (PSC), Carod-Rovira (ERC) y Saura (ICV-EUiA).

Pacto del Tinell, diciembre 2003. Maragall (PSC), Carod-Rovira (ERC) y Saura (ICV-EUiA).

El declive del PSC se inició tras la firma pacto del Tinell con ERC, un partido independentista, e ICV-EUiA, los restos flotantes del PSUC, en diciembre de 2003. Maragall (PSC) lideró desde el gobierno de la Generalitat la Propuesta de Reforma del Estatut de Catalunya, un texto de carácter confederal, que el Parlament aprobó en septiembre de 2005. Los gobiernos tripartitos de Maragall y Montilla impulsaron la inmersión lingüística, negándose a aplicar los tímidos decretos de enseñanzas mínimas aprobados en diciembre de 2006 por el gobierno de Rodríguez Zapatero, que propugnaban ampliar de dos a tres horas el tiempo dedicado a la enseñanza de la Lengua y Literatura Castellanas en la educación Primaria. Además, los gobiernos del PSC intensificaron la persecución del castellano, imponiendo multas lingüísticas a los ciudadanos y empresarios que no rotularan sus negocios o dispusieran de información en catalán cuando lo demandaran sus clientes. Tras su salida del gobierno, el PSC remató la faena abrazando el ‘derecho a decidir’ que incluyó en sus programas electorales desde 2012 hasta julio de 2015.

Maragall y Mas aplaudiendo tras aprobarse la Propuesta de Reforma del Estatut

Maragall y Mas aplaudiendo tras aprobarse la Propuesta de Reforma del Estatut de Catalunya el 30 de septiembre de 2005.

Alejo Vidal-Cuadras

Alejo Vidal-Cuadras

Sánchez Camacho con Artur Mas en el Parlament

Alicia Sánchez-Camacho con Artur Mas en el Parlament.

La penetración de Ciudadanos en el espacio político del PP en Cataluña se inició tras la defenestración de Vidal-Cuadras, cuya cabeza exigió a Aznar el entonces gran estadista y ahora defraudador confeso Pujol i Soley. Lo sustituyó Piqué, militante del PSUC reconvertido en liberal tras pasar por el conglomerado kuwaití de De la Rosa que dejó a tantos españoles en la ruina. A Piqué le sucedió Sánchez-Camacho que inició un período de colaboración (2010-12) con el primer gobierno de Mas que se truncó cuando el heredero de Pujol descubrió en la Diada de 2012 que el concepto de independencia no estaba tan anticuado y oxidado como él mismo había creído. En los últimos tiempos, parecía que los líderes del PP habían aprendido la lección y empezaban a reconocer que el nacionalismo “sólo está esperando que se den las circunstancias idóneas para conseguir su objetivo… romper España”. Esperamos que con la excusa del diálogo no caigan de nuevo en la trampa de hacer más concesiones a los partidos secesionistas.

García Albiol anuncia que el PP abandonará el Pleno si se votan las conclusiones de la Comisión.

García Albiol anuncia que el PP abandonará el Pleno si se votan las conclusiones de la Comisión de Estudio del Proceso Constituyente.

clemente-polo-12-de-octubre-2016-2

Celebrando la Fiesta Nacional de España en Barcelona el 12 de octubre 2016.

Los catalanes que nos sentimos españoles y europeos, los catalanes que reivindicamos un patriotismo cívico, respetuoso y garante de la pluralidad y reconocemos la realidad cultural de Cataluña, tal y como es a comienzos del siglo XXI: una sociedad integrada por ciudadanos de muy diversas procedencias” libres , pero iguales en derechos, libertades y deberes ante la ley, contemplamos atónitos los vaivenes de los partidos ‘constitucionalistas’ cuyos sucesivos pactos con los partidos nacional-independentistas han llevado a España a una situación cada vez más ingobernable. Y, si no, miren qué ha ocurrido con la LOMCE.

Clemente Polo Andrés
Responsable del Área de análisis político y económico de "Espanya i Catalans"