PETICIÓN DE DISOLUCIÓN DEL PARLAMENT Y CONVOCATORIA DE ELECCIONES AUTONÓMICAS EN CATALUÑA (autor: Clemente Polo)

Intervención del president Puigdemont ante la asamblea de la AMI con la bandera estrellada presidiendo el acto.

La situación política ha alcanzado un punto crítico en la Comunidad Autónoma de Cataluña. Desde que se puso al frente del gobierno de la Generalitat el 10 de enero de 2016, Carles Puigdemont Casamajó gobierna exclusivamente para 1.957.348 catalanes, el 36,83% del censo que respaldó a Junts pel Sí y CUP-CC en las elecciones autonómicas el 27 de septiembre de 2015, ignorando la voluntad de 3,3 millones de catalanes que dieron la espalda a esas opciones. Durante estos catorce meses, su gobierno y las dos formaciones parlamentarias que lo apoyan en el Parlament están promoviendo activamente el proceso de secesión aprobando resoluciones que han sido anuladas por el Tribunal Constitucional. Ahora pretenden modificar el reglamento de la Cámara para aprobar de improviso, en lectura única, la proposición de ‘ley de transitoriedad jurídica’ cuyo contenido se oculta a la oposición que no podrá enmendarla. De dicha ‘ley’ sólo se conoce que declara en su primer artículo constituida la república independiente de Cataluña y convoca un referéndum para validar la declaración.

Mas y Puigdemont en la conferencia de prensa en el Palau de la Generalitat al finalizar el juicio a Mas el 10 de febrero de 2017.

Constatada la incapacidad del Sr. Puigdemont para gobernar para todos los catalanes, su manifiesto y reiterado desprecio al orden constitucional y a las sentencias de los Tribunales, y la inseguridad política y jurídica en que nos puede sumir la inminente proclamación de la república en Cataluña, solicito tu firma para exigir la disolución del Parlament y la convocatoria de elecciones autonómicas:

https://www.change.org/p/ciudadanos-espa%C3%B1oles-pedir-la-disoluci%C3%B3n-del-parlament-y-la-convocatoria-de-elecciones-auton%C3%B3micas-en-catalu%C3%B1a/share_for_starters?just_created=true

Gracias anticipadas por tu apoyo.

Clemente Polo Andrés
Espanya i Catalans
 

PUIGDEMONT: UN PRESIDENTE SECTARIO Y ANTIDEMOCRÁTICO (autor: Clemente Polo)

No creo equivocarme al afirmar que Puigdemont nunca ha sido el presidente de los catalanes, aunque haya presidido el gobierno de la Generalitat de Cataluña desde el 10 de enero de 2016.  Ni tampoco creo errar si les digo que el hasta entonces alcalde de Gerona y presidente de la Associació de Municipis per l’Independencia (AMI) tampoco lo ha intentado. Serlo estaba fuera de sus coordenadas sentimentales y políticas. Apareció inesperadamente en el último minuto, cuando ya expiraba el plazo de dos meses tras la investidura fallida de Mas el 10 de noviembre de 2015, y Mas lo designó para sustituirle sin tiempo de comprarse un traje nuevo y pasar por la peluquería para arreglarse el flequillo.

Mas, con la sonrisa algo forzada, da una palmadita a Puigdemont tras decidir que le sustituiría al frente del gobierno de la Generalitat.

Puigdemont en el debate de investidura el 10 de enero de 2016.

Aunque su discurso de investidura no pasará a los anales de la retórica parlamentaria, su Plan de Gobierno dejó meridianamente claro que pretendía “comenzar a caminar a la luz de lo que ya aprobamos en la declaración del 9 de noviembre: iniciar el proceso para constituir un estado independiente en Cataluña”. Más adelante, concretó su compromiso estableciendo como primera prioridad del gobierno “la elaboración y el compromiso de elaboración de los marcos legales relativos al proceso constituyente. Ésta es la faena con mayúscula. Tenemos la obligación de dar cumplimiento al mandato parlamentario, porque está aprobado, y porque es la voluntad de este Parlamento y porque es la voluntad de la ciudadanía, y no podemos mirar hacia otro lado”. Puigdemont finalizó su arenga reafirmando su compromiso con “la declaración del Parlamento de Cataluña, del 9 de noviembre, abría el proceso constituyente y ahora ya no podemos dejar de recorrerlo, porque espero que al final de esta sesión tengamos ya los instrumentos para poderlo poner en práctica”, y concluyó manifestando que se dejaría la piel “para culminar el proceso iniciado hace unos años con grandes movilizaciones… Seguramente es el tramo más complejo e incierto de todos los que hemos recorrido, con éxito hasta hoy. Éste también lo culminaremos con éxito”.

Puigdemont con Juncker, Merkel y Hollande en su última visita al Parlament europeo.

La diputada Gabriel durante su intervención en la sesión de investidura de Puigdemont el 10 de enero de 2016.

Me he detenido en las citas anteriores porque revelan las intenciones del hombre que Mas eligió para sustituirle y la CUP-CC aceptó investirlo presidente del gobierno de la Generalitat. Puigdemont nunca tuvo intención de gobernar para los 7,5 millones de españoles que residimos en Cataluña sino de hacerlo exclusivamente para aquellos catalanes que respaldaron a las dos coaliciones electorales, Junts pel Sí (JxS) y CUP-CC, que concurrieron con un programa declaradamente independentista a las elecciones autonómicas del 27 de septiembre de 2015. Los resultados que obtuvieron ambas formaciones el 27-S, JxS 1.620.973 votos y 62 diputados y CUP-CC 336.375 votos y 10 diputados, suponen el 47,74% de los votos no nulos contabilizados y el 36,83% del censo electoral, cifras similares a las de quienes votaron a favor de crear un estado independiente en la consulta que Mas y Homs y las asociaciones independentistas ANC, Omnium Cultural y AMI organizaron el 9 de noviembre de 2014.

Puigdemont con Sánchez, presidente de la ANC, y Cuixart, presidente de OC, preparando del 11 de septiembre, a modo de prólogo de su golpe de Estado.

Los candidatos de Junts pel Sí.

Los resultados electorales del 27-S invalidan el mantra tantas veces repetido por Puigdemont y el resto de líderes secesionistas de que les avala el  ‘pueblo’ de Cataluña. Con lo que sí cuentan es con una ajustada mayoría (72 diputados de 135) en el Parlament que les permite aprobar resoluciones como la I/XI de inicio del proceso constituyente, o cambiar el reglamento de la Cámara para aprobar las llamadas leyes de desconexión sin conceder a los 63 diputados de la oposición, representantes del 52,26% de los votantes, la posibilidad de conocerlas, discutirlas y enmendarlas. Así es como entienden Puigdemont y Junqueras la ‘democracia’ republicana. Pese al tiempo que nos hacen perder ocupándonos de sus continuos cambios en la ‘hoja de ruta’ y sus últimas ocurrencias, los demócratas tenemos que estar agradecidos a Puigdemont y Junqueras porque estos meses al frente del gobierno de Cataluña nos han permitido hacernos una idea cabal de su sectarismo ideológico, su interpretación tramposa de la democracia y la inseguridad jurídica y política que conlleva el proceso secesionista.

Puigdemont acompañando a Mas, Ortega y Rigau al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Puigdemont y Gabriel celebrando alguno de sus pactos golpistas.

Clemente Polo Andrés
Espanya i Catalans 

EL RETABLO DE LA CORRUPCIÓN DE CDC - APUNTES (autor: Clemente Polo)

Los principales dirigentes de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC), el partido de Jordi Pujol y Artur Mas, rebautizado hace unos meses PDE-Cat para difuminar las sombras de corrupción continuada que pesan sobre sus líderes, incluidos los tres últimos tesoreros del partido, Torrent, Osàcar y Viloca que administraban también la fundación del partido -Trias Farga luego rebautizada Cat-Dem cuando salió a la luz el saqueo del Palau- y están imputados, salvo Torrent ya fallecido, en diversos procesos judiciales cuyo resultado esperamos los catalanes con impaciencia: queremos tener constancia judicial del expolio que ha perpetrado Corrupción Democrática de Catalunya durante décadas. Aunque los jueces sólo lleguen a destapar una esquinita de la cloaca, porque muchos de los implicados mantengan el pacto de silencio y buena parte de los delitos hayan prescrito, queremos al menos tener la satisfacción de ver a los saqueadores convergentes purgar algún que otro delito.

El retablo de la Corrupción de CDC

El Mas junto a sus consejeras Ortega y Rigau sentados en el banquillo en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Además de las causas que se siguen contra el propio Mas y sus consejeras Ortega y Rigau en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y contra su consejero Homs en el Tribunal Supremo, por haber organizado la consulta participativa el 9 de noviembre de 2014, contraviniendo la prohibición expresa del Tribunal Constitucional, está el llamado Caso Palau-CDC cuya vista oral está teniendo lugar estos días en la Ciudad de la Justicia, paradójicamente una de las obras que los gobiernos de Pujol y Mas adjudicaron a empresas dispuestas a pagar a CDC el 3 % del valor de la obra.

Mas, Ortega y Rigau burlándose de los jueces antes del inicio de la vista el 4 de febrero de 2017 en el Museo de Historia.

Osàcar, imputado en el caso Palau, escoltado por Pujol (Oriol) y Turull en la Ciudad de la Justicia.

Reunión de la Fundación del Palau.

Según han reconocido en el juicio los saqueadores confesos, el Sr. Millet, máximo responsable de la  fundación del Palau de la Música, el Sr. Montull, su gerente y mano derecha, y Doña Gemma Montull, directora financiera e  hija del segundo, la fundación actuaba como intermediario y transfería a CDC sumas procedentes de empresas beneficiadas con contratos públicos que patrocinaban las actividades del Palau. Una parte se camuflaba realizando convenios impostados de colaboración entre el Palau y las fundaciones de CDC, y el resto en sobres en efectivo que recogía el Sr Torrent y, más tarde, el Sr. Osàcar, secretario personal de Mas (200-2005) y tesorero de CDC y sus fundaciones (2005-2011). Estas  han confirmado lo que todos sospechábamos desde 2009, a saber, que las graves y notorias irregularidades en la contabilidad del Palau y sus fundaciones sólo podían haberse producido contando con la connivencia de los líderes convergentes.

Pujol imponiendo la orden de San Jorge al Sr. Millet.

La ‘famiglia’ Pujol.

Fernández (CUP) colocando solícito el micrófono al defraudador confeso Jordi Pujol en su comparecencia en el Parlament. ¡Si Allende pudiera verlo!

No es éste el único frente judicial que tienen abierto los líderes de CDC. Está, en primer lugar, el proceso contra la ‘famiglia’ de Pujol al completo todavía en fase de instrucción que ha ido creciendo desde que Pujol (padre) desvelara en julio de 2014 que había mantenido una fortuna oculta al fisco durante 30 años y ha acabado con la imputación del hijo primogénito y el resto de miembros del clan familiar, incluida la madre guardiana de la pureza catalana y seis hijos más. La Fiscalía Anticorrupción ha acusado al hijo mayor, Jordi Pujol Ferrusola, que actuaba como administrador de constituir una organización criminal para delinquir y blanquear dinero. Resulta también paradójico que el hombre que vació Banca Catalana pero logró salir indemne envolviéndose en la bandera cuatribarrada haya acabado su vida política engullido por el fango  de la corrupción estrellada.

Pujol arropado por la guardia pretoriana de CDC (Corominas, Turull, Rull,…) abandona el Parlament tras haber comparecido ante la comisión que se creó para investigar la fortuna que había mantenido oculta en paraísos fiscales durante 34 años.

El último vals de Mas con Pujol en el último congreso de CDC, antes de la caída del padre fundador.

Rull, actual consejero de Política Territorial, posando para la prensa amarilla.

Pujol fue el hombre que pasó a Mas los trastos hace unos años. Primero, lo puso al frente de una consejería clave, Política Territorial (1995-1997) encargada de decidir las adjudicaciones de obra pública; más tarde, lo premió con la consejería de Economía (1997-2001) y, por último, lo nombró primer Consejero en el último gobierno de Pujol (2001-2003). Éste es el hombre que lleva años mintiendo a los catalanes y negando que su partido se financiaba con el 3%, un asunto que destapó por primera vez el president Margall en 2005 en el Parlament de Cataluña. Ahora es Puigdemont, el que ha tomado el relevo de Mas temporalmente al frente del gobierno de la Generalitat y Rull el que se ha hecho cargo de la consejería de Política Territorial.

Viloca, actual tesorero de CDC-PDE-Cat.

Puigdemont, alcalde de Gerona, en su época de ‘recaudador’ con el empresario Bassols ‘fent país’ en el Camp Nou.

Mas, con la sonrisa algo forzada, da una palmadita a Puigdemont después de que éste le sustituyera al frente del gobierno de la Generalitat.

Está, por último, la causa que se tramita en los juzgados del Vendrell a instancias de una denuncia realizada por una concejal de Esquerra Republicana de Catalunya en el Ayuntamiento de Torredembarra. La instrucción de esta causa ya ha producido la detención de Viloca, el tesorero de CDC que sustituyó a Osàcar cuando éste fue imputado. En el registro de la sede del partido se requisó numerosa documentación, incluidos algunos contratos que habían sido triturados pero han podido reconstruirse. En ellos se detallan las reuniones mantenidas por altos responsables del partido con empresas para negociar las comisiones a percibir por CDC-PDE-Cat. Según las informaciones publicadas, la Fiscalía Anticorrupción considera que Gordó, consejero de Justicia de Mas, actuó como ‘conseguidor o recaudador’ y fue la persona que negociaba las adjudicaciones de obras a cambio de obtener el 3 % para el partido. En concreto, se mencionan las obras del Consorcio de Educación, trabajos en un dique en el Puerto de Barcelona, la mejora de la carretera C-55, la plaza de les Glòries en Barcelona y un instituto en Manresa (Barcelona).

Mas y Gordó, consejero de Justicia y ‘conseguidor’.

Gordó defiende la secesión de Cataluña y el pancatalanismo en la Universitat Catalana d’Estiu.

Clemente Polo Andrés
Espanya i Catalans 

PUIGDEMONT ANTE LA A.M.I. (autor: Clemente Polo)

Puigdemont, el primer presidente de la AMI, no podía faltar a la asamblea general de la Associació de Municipis per l’Independencia (AMI) y allí se ha presentado para decirles a los cargos electos, como si fuera el nuevo caudillo de Cataluña, “sé que estáis preparados”. Para subir la moral e insuflar los ánimos a las tropas allí congregadas, Puigdemont confirmó que “estamos a sólo unos meses de la razón por la que se consitutuyó la Asociación de Municipios por la Independencia”.  Tranquilos, vino a decirles, ya falta poco para que se consume el golpe de Estado y podamos celebrar la independencia con cava.

 
mas-ortega-y-rigau-a-la-puerta-del-tsjc-060217

Los alcaldes de la AMI blandiendo las varas de mando ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Que nadie diga luego que desconocía la densidad del caldo que está borboteando en las cocinas de los Ayuntamientos de Cataluña. Un Estado que se precie no puede ignorar las actividades conspirativas de los representantes muncipales ni permitir que el dinero aportado por los sufridos contribuyentes a los Ayuntamientos se derive a financiar una asociación, como la AMI, cuyo principal objetivo es destruir el propio Estado que la cobija. No piensen que exagero. El primer objetivo de la esta organización, según aparece en su página de internet (http://www.municipisindependencia.cat/que-es-ami/objectius/) es “compartir ideas, iniciativas (legales o cívicas), experiencias, información, herramientas de gestión y todo aquello que pueda ser útil para llevar al pueblo de Cataluña hacia la independencia para lograr las competencias muncipales plenas” .

 
Puigdemont durante su presidencia de la Asociación de Municipios Indepedencia.

Puigdemont, primer presidente de la Asociación de Municipios por la Indepedencia.

El siguiente resumen estadístico, hecho por la propia AMI, pone de manifiesto la situación límite a que ha llegdo el movimiento municipalista en Cataluña. Están integrados en la AMI 787 Ayuntamientos, 36 consejos comarcales, las 4 Diputaciones, 9 Entidades Municipales Descentralizadas (EMD) y el Consorcio de Lluçanès. De los municipios adheridos, el 49% de las alcaldías las ocupan miembros de CiU; 31% de ERC; 9% listas de independientes; 6% del PSC; 2% de la CUP; 2% de ICV y 1% de MÉS. Me pregunto si Iceta y el PSC tienen algo que decir al respecto. Y, ¿el PSOE?

 
Mas reune a los alcaldes pro consulta antes del 9N en Barcelona.

Mas reune a los alcaldes pro consulta antes del 9N en Barcelona.

En nuestro Estado social y democrático de Derecho, los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico y las instituciones centrales del Estado tienen que plantar cara a la AMI sin demora y dejarla fuera de juego, como en su día dejaron fuera de la ley al movimiento batasuno.

Clemente Polo Andrés
Responsable del Área de análisis político y económico de "Espanya i Catalans"

MAS, ATRAPADO EN SU PROPIA RED (autor: Clemente Polo)

Artículo publicado en el diario Expansión el 21 de febrero de 2017.

GRA00. BARCELONA, 06/02/2017.- El expresidente catalán Artur Mas junto a las exconselleras Joana Ortega (i) e Irene Rigau (d), en la sala del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña donde serán juzgados por los delitos de desobediencia grave y prevaricación al mantener la consulta del 9N pese a que el Tribunal Constitucional la había suspendido cinco días antes. EFE/Alberto Estévez ***POOL***

Artur Mas sentado en el banquillo y flanqueado por las ex-consejeras Ortega y Rigau al inicio del juicio en la sede del TSJC.

Las comparecencias de Mas, Ortega y Rigau ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) nos han permitido ver al astuto ex-presidente y a sus dóciles consejeras revolverse incómodos en el banquillo de los acusados, atrapados en la propia red que ellos mismos tejieron para engañar al Estado y sortear al Tribunal Constitucional (TC), a cuenta de la consulta que organizaron, financiaron y celebraron el 9 de noviembre de 2014. El TSJC los ha juzgado no por ser demócratas, como ellos hipócritamente aducen, sino precisamente por todo lo contrario: por invadir competencias de otras instituciones e ignorar la división de poderes del Estado social y democrático que es España.

Sede del Tribunal Constitucional.

Sede del Tribunal Constitucional.

De nada les ha servido a Mas y a sus consejeras alegar ignorancia ante un mandato del TC tan claro e inteligible que podría haber interpretado el conserje más humilde del Palau de la Generalitat: “suspender los actos impugnados […] así como las restantes actuaciones de preparación de dicha consulta o vinculadas a ella”, a partir del momento (31 de octubre de 2014) en que se interpuso el recurso del Gobierno. Como señaló el fiscal Ulled en sus conclusiones de haber tenido oportunidad de interrogar a Mas le habría preguntado “¿qué es lo que no entiende?”. Al parecer fue Homs quien, según confesó en la vista, les aseguró que no existía impedimento legal alguno para celebrar la consulta. Nadie, Sr. Homs, puede creer que usted no comprendiera un mandato tan claro –suspender– y rotundo –los actos impugnados y restantes actuaciones– como el del TC.

Homs actuando como voluntario en una de las mesas de votación el 9-N.

El consejero Homs actuando como voluntario en una de las mesas de votación el 9-N.

Mentir, mentir, mentir

mas-con-ortega-y-rigua-9nsomtots

Mas con Ortega y Rigau en la conferencia de prensa qe dieron en vísperas del juicio en el Museo de Historia. Pues no, Sr. Mas, por mucho que se empeñe ni la mayoría de los catalanes son tan mentirosos como usted ni participaron en el 9-N.

Ésa parece haber sido la consigna de la defensa a los inculpados que se han negado a responder al Ministerio Fiscal –Homs en un acto más de cinismo se quejó de que el fiscal no lo interrogara a sabiendas de que no podía hacerlo por su condición de aforado–, así como a las acusaciones particulares y testigos. Todo estaba ya decidido –esgrimen– antes de pronunciarse el TC y la consulta quedó en manos de voluntarios a partir del pronunciamiento. Una excusa inverosímil y absurda. ¿Quién impidió a Mas, Homs y Ortega ordenar que se desconectara la página de Internet de la consulta en cuanto tuvieron conocimiento de la suspensión del TC? ¿Por qué no comunicaron a los ‘voluntarios’ que la consulta se suspendía? ¿Por qué siguieron adelante con el plan y entregaron ordenadores, urnas y papeletas, adquiridos con dinero público, a ‘voluntarios no identificados’ (VNI) con los que el gobierno de la Generalitat no mantenía relación alguna? ¿Qué impidió a Mas y Rigau cursar una orden desde los Servicios Territoriales de la consejería de Educación instruyendo a directores de Colegios e Institutos que no entregaran las llaves de los centros a VNI? Al parecer, ordenadores, urnas, papeletas y llaves descendieron desde el cielo sin intervención del gobierno de Mas, y fueron milagrosamente a parar a manos de los VNI que ocuparon, desde el alba hasta bien entrada la noche, cientos de centros del Estado.

Mas, Ortega y Rigau burlándose de los jueces antes del inicio de la vista el 4 de febrero de 2017 en el Museo de Historia.

Mas, Ortega y Rigau burlándose una vez más del Estado en el Museo de Historia de Cataluña el 4 de febrero de 2017. En la instántanea, los tres líderes reafirman su determinación de votar empleando una de las urnas del 9-N depositada en la sede del Museo de Historia de Cataluña.

Fin del paseo triunfal

mas-ortega-y-rigau-a-la-puerta-del-tsjc-060217

Mas , Ortega y Rigau arropados por los alcaldes de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), cuyo primer presidente fue Puigdemont, esgrimiendo sus varas de mando ante la sede del TSJC.

El paseo de los encausados desde el Palau hasta la sede del TSJC el 6 de febrero, lo encabezaron el presidente Puigdemont y Forcadell, la presidenta del Parlament, con el vicepresidente Junqueras en segunda fila. La llamada de la consejera Borràs a los 161.000 empleados de la Generalitat para que pidieran día libre por ‘asuntos propios’ no tuvo éxito y las organizaciones independentistas, para evitar el fiasco, fletaron 160 autocares con jubilados deseosos de pasar un día en la capital. La Plaza de San Jaime estaba semivacía cuando la comitiva inició su paseo triunfal y se calcula que unos 16.000 afectos al régimen respaldaron la movilización organizada por la ANC, Omium y la AMI, una cifra muy alejada de los 40.000 ‘inscritos’.

mas-ortega-y-rigau-plaza-de-san-jaime-semivacia

La Plaza de San Jaime semivacía en el esperado momento de la salida de Mas del Palau del gobierno de la Generalitat para dirigirse a la sede del TSJC.

Mas, exultante, anuncia los resultados de la consulta-farsa del 9-N y pide celebrar un 'referéndum' definitivo.

Mas, exultante, anuncia los resultados de la consulta-farsa del 9-N junto a Ortega y pide celebrar un ‘referéndum’ definitivo.

De nada les sirvió. Atrapado por el Estado de Derecho con la democracia entre sus mandíbulas, el taimado zorro intentó una última pirueta en su alegato final: mi intención –dijo Mas al Tribunal– “no era desobedecer, sino plantar cara al Gobierno”, y afirmó no comprender por qué “fortalecer la democracia puede ser considerado un delito”. Quizá su fiel escudero Homs aclare ante el Supremo por qué saltarse la Constitución y las providencias del TC fortalece la democracia. Al primer premio en el concurso de disparates opta también la advertencia que hizo Puigdemont a Rajoy en la conferencia de prensa que ofreció junto a Mas en el Palau al finalizar la vista: “aún está a tiempo de rectificar”, le dijo al presidente de España, como si estuviera en su mano facilitar al gobierno de la Generalitat el saltarse la Ley. La respuesta de Rajoy no se hizo esperar: “no comerciaremos con la soberanía nacional”.

Mas y Puigdemont en la conferencia de prensa en el Palau de la Generalitat al finalizar el juicio el 10 de febrero de 2017.

Mas y Puigdemont en la conferencia de prensa conjunta que ofrecieron en el Palau del gobierno de la Generalitat al finalizar la vista oral del juicio el 10 de febrero de 2017.

Mas, Ortega y Rigua saliendo de la sede del TSJC al finalizar el juicio el 10 de febrero de 2017.

Mas, Ortega y Rigua saliendo de la sede del TSJC al finalizar el juicio el 10 de febrero de 2017, más solos que la una.

A Mas se le acaba la gasolina y buena prueba de ello es que los tres líderes convergentes abandonaron la sede del TSJC al concluir la vista más solos que la una. La errática trayectoria política de Mas ha acabado en otro sonado fracaso, y CDC –rebautizada PDE-Cat para difuminar las densas sombras de corrupción que pesan sobre sus líderes– tiene las horas contadas. A Puigdemont y a lo que queda de CDC sólo les resta acelerar la ruptura para salvar la cara y convocar, como exige la CUP, un referéndum unilateral en primavera. El gobierno de España ya ha advertido que no lo permitirá y Junqueras y ERC tendrán que decidir en las próximas semanas si se dejan arrastrar a un enfrentamiento que pondría en riesgo la Autonomía de Cataluña o prefieren ganar tiempo y obligan a Puigdemont a convocar elecciones anticipadas.

puigdemont-y-gabriel-celebrando-su-pacto

Gabriel (CUP) y Puigdemont con caras de complicidad sellando el pacto secreto para dar un golpe de Estado. Alguno saldrá escaldado.

En ambos escenarios, la tarea del gobierno de España y los verdaderos demócratas será hacer pedagogía. Hay que explicar a los catalanes las ventajas de mantener y perfeccionar el Estado social y democrático que garantiza derechos y libertades individuales, el autogobierno de Cataluña y una razonable división de competencias y poderes entre sus instituciones. Y advertirles también de los graves riesgos que entraña seguir adelante con el plan de constituir “un estado catalán independiente en forma de república”. Tajani, presidente del Parlamento europeo, ya avisó hace unos días que la Constitución de un Estado miembro “forma parte del marco legal europeo”, y que una declaración de independencia “nunca podrá ser reconocida en la UE”. Pocos catalanes están dispuestos a respaldar un golpe de estado que podría acarrear la suspensión de la autonomía si, como es probable, fracasa, o que los dejaría fuera de la UE en el improbable caso de que triunfara.

Spanish Prime Minister Mariano Rajoy R talks with European Parliament new President Antonio Tajani during their meeting at La Moncloa palace in Madrid on February 10 2017 AFP PHOTO GERARD JULIEN

Rajoy con el presidente del Parlamento de la UE en La Moncloa.

Clemente Polo Andrés
Responsable del Área de análisis político y económico de "Espanya i Catalans"
 

6-F: FIN DE LA IMPUNIDAD (autor: Clemente Polo)

Artículo publicado en el diario Expansión el 7 de febrero de 2017.

mas-con-ortega-y-rigua-9nsomtotsMas con sus consejeras Ortega y Rigau preparando su defensa ante el TSJC por organizar, financiar y ejecutar la consulta que se celebró el 9 de noviembre de 2014: nosotros no lo hicimos, fueron los voluntarios.

El 6 de febrero de 2017 comparecieron ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) el que fuera presidente del gobierno de la Generalitat, el Sr Mas, y dos consejeras de su gobierno, las Sras. Ortega y Rigau, para ser juzgados por el papel que desempeñaron en la organización, financiación y realización de la consulta que se celebró en dependencias públicas, colegios e institutos abiertos para la ocasión a instancias de la consejería de Educación, el domingo 9 de noviembre de 2014. La consulta se hizo contraviniendo un auto del Tribunal Constitucional (TC) que ordenaba tajantemente “suspender los actos impugnados […] así como las restantes actuaciones de preparación de dicha consulta o vinculadas a ella”, a partir del momento en que se interpuso el recurso el 31 de octubre de 2014.

Sede del Tribunal Constitucional.

Sede del Tribunal Constitucional (TC). Lean y contesten después si no estaba claro el mandato del TC: “suspender los actos impugnados […] así como todas las actuaciones de preparación de dicha consulta o vinculadas con ella.” Sra. Rigau, ¿cómo llegaron a manos de los ‘voluntarios’ las llaves de colegios e institutos?  ¿Quién permitió a intrusos -sus ‘voluntarios’- ocupar las conserjerías y las secretarías de los centros -como constaté al personarme en el Instituto donde estaba matriculado mi hijo- que guardan información sensible sobre alumnos y padres?

El expresidente catalán Artur Mas junto a las exconselleras Joana Ortega ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para ser juzgadps por los delitos de desobediencia grave y prevaricación.

El ex-presidente catalán Artur Mas junto a las ex-consejeras Joana Ortega ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para ser juzgados por los delitos de desobediencia grave y prevaricación.  La web siguió funcionando y los ordenadores comprados con dinero público se entregaron a personas privadas que hicieron uso de ellos. Mienten con descaro y no muestran ni el más mínimo asomo de arrepentimiento; al contrario se muestran orgullosísimos de lo que hicieron.

Llegada la hora de responder ante el TSJC, Mas y sus consejeras intentar eximirse de las responsabilidades en que incurrieron aduciendo que nunca creyeron estar vulnerando la legalidad vigente. Sus excusas son pueriles y ridículas. Existen infinidad de documentos, escritos y gráficos, que atestiguan su voluntad de seguir adelante con el proceso, utilizando astucias y  tretas para engañar al Estado del que Mas era entonces, recordemos, el máximo representante en Cataluña. Mas, como los consejeros de su gobierno, depositó su voto en una urna de cartón en medio de flashes y la arrobada mirada de su esposa; presentó como un triunfo los resultados de la ilegal consulta; y retó al Estado públicamente afirmando que “si la Fiscalía busca un responsable, soy yo y mi gobierno”. ¿De qué se quejan ahora? ¿Por qué no sacan pecho y apechugan con los delitos que se les imputan?

Mas burlánose del gobierno español y del Tribunal Constitucional el 9 de noviembre de 2014 ante la embelesada mirada de su esposa.

Mas burlánose del gobierno español y del Tribunal Constitucional, depositando su papeleta el 9 de noviembre de 2014 ante la arrobada mirada de su esposa.

Constitución española.

Libertad, concordia y prosperidad.

La cuestión no ofrece dudas: el gobierno de Mas organizó, financió y realizó la consulta invadiendo las competencias de otros órganos del Estado e ignorando la división de poderes, dos hechos inadmisibles en cualquier estado democrático. El artículo 9 de nuestra Constitución establece que “los ciudadanos y los poderes públicos están sujetos a la Constitución y al resto del ordenamiento jurídico.” Pues bien, el Sr. Mas y su gobierno se situaron por encima de la Constitución y el resto del ordenamiento al organizar una consulta para la que no contaban con respaldo legal alguno. Y el artículo 118 establece que “es obligado cumplir las sentencias y demás resoluciones judiciales firmes de los Jueces y los Tribunales, así como prestar la colaboración requerida por éstos en el curso del proceso y en la ejecución de lo resuelto.” El comportamiento de Mas y su gobierno tampoco ofrece dudas al respecto: ignoraron deliberadamente el auto del TC que ordenaba paralizar todas las actuaciones relativas a la realización de la consulta. Mas y sus consejeras desobedecieron al TC y prevaricaron y lo único que hay que lamentar es que la Fiscalía no le haya imputado el delito de malversación de caudales públicos. Su credibilidad para invocar estos días “el derecho universal de la democracia” resulta patética.

Mas firmando la convocatoria de la consulta del 9-N.

Mas firmando solemnemente la convocatoria de la consulta del 9-N ante la corte de consejeros aduladores, incluidos los todavía consejeros de UDC a los que Mas envió posteriormente a galeras. 

mas-y-puigdemont-con-cabezas-estrelladas

Mas, Ortega y Rigau ante la sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña con Puigdemont,  el hombre designado por Mas para impulsar la constitución de un estado independiente catalán en forma de república estrellada.

Desvergüenza

Pujol ingresó en la política tras haber desfalcado Banca Catalana y salió de la política muy rico pero al final tuvo que confesar que era un defraudador confeso. Todos los miembros de su familia están hoy imputados y al primogénito se le acusa de integrar una banda criminal organizada para delinquir.

La desvergüenza del partido del 3 % ha alcanzado límites inconcebibles en un estado democrático. El gobierno de la Generalitat que ahora preside Puigdemont, el hombre que Mas designó para sucederle tras su investidura fallida, tuvo la desfachatez de animar a los funcionarios a que pidieran libre (¡por asuntos propios!) el día 6 para acompañar a Mas en su paseo triunfal hasta la sede del TSJC. A mí, que tengo ya cierta edad, estas manifestaciones gubernamentales, organizadas para jalear y defender a presuntos delincuentes, me recuerdan las convocatorias del dictador en la plaza de Oriente. Tenemos un problema muy serio: el gobierno de la Generalitat está en manos de personas dispuestas a saltarse las leyes y a ignorar las sentencias de los tribunales y así no puede funcionar el Estado de Derecho. ¿Se imaginan lo que podría ocurrirnos a los catalanes que rechazamos el plan secesionista si no contáramos con la Constitución y los Tribunales para poder pararles las manos? ¡Piensen, por un momento, cómo se impartiría justicia en Cataluña si el poder judicial estuviera en manos de personas sin escrúpulos como el ex–juez Vidal y el resto de jueces incluidos en ‘la lista de Vidal’!

El ex-juez Vidal al lado del terrorista convicto Carles Sastre por el asesinato del empresario José María Bultó.

El ex-juez Vidal al lado del terrorista Carles Sastre, convicto por el asesinato del empresario José María Bultó. Cinco escalones más abajoForcadell, Puigdemont y Junqueras: los líderes del régimen secesionista. ¿Qué hacía Colau, la alcaldesa de Barcelona, alternando con un terrorista?

Mas, exultante, anuncia los resultados de la consulta-farsa del 9-N y pide celebrar un 'referéndum' definitivo.

Mas, exultante, anuncia los resultados de la consulta-farsa del 9-N y pide celebrar un ‘referéndum’ definitivo. Ahora dice que fue cosa de voluntarios y que  no era conscientes de cometer ninguna ilegalidad.  La cosa estaba clara: el TC había ordenado Y entonces, ¿por qué repite, ahora que lo sabe, que volvería hacerlo? Mentiras, mentiras, mentiras: usted, Sr. Mas, se convirtió en el astuto mentiroso que quizá siempre quiso ser y perdió la honorabilidad y la legitimidad para ser presidente de todos los catalanes.

¿Qué está buscando el gobierno catalán presionando en la calle a jueces y tribunales y adelantando a la primavera la culminación del plan de secesión para constituir “un estado independiente catalán en forma de república?” Impunidad para los imputados en los diversos casos que están siendo investigados por la Fiscalía y los Tribunales. Desde que se destapó el caso Palau el 14 de julio de 2009 se ha podido constatar que CDC se financiaba irregularmente extorsionando a empresarios a los que exigía donaciones a las fundaciones del partido –Trias Farga y CatDem– a cambio de amañar adjudicaciones de obras. La lista de miembros de CDC imputados es demasiado larga para incluirla, pero conviene recordar que entre ellos están Osàcar, secretario personal de Mas (2000-2005) y tesorero del partido (2005-20011), y Viloca, su sucesor.

Osàcar abraza a Osàcar su secretario personal (2000-2005) y tesorero de CDC (2005-2011) y las fundaciones (Trias Farga y CatDem) de CDC, imputado por financiación ilegal del partido. El famoso 3 % que aireó el cobarde president Maragall.

Mas abraza a Osàcar su secretario personal (2000-2005) y tesorero de CDC (2005-2011) y de las fundaciones (Trias Farga y CatDem) de CDC, imputado por financiación ilegal del partido. El famoso 3 % que aireó el cobarde president Maragall.

Fernández colocando el micrófono a Pujol

Pujol, asistido solícitamente por Fernández, líder de la CUP y amigo de Otegui, durante la comparecencia de Pujol en el Parlament en la que no aclaró el origen de su fortuna.

Por si todo esto fuera poco, Pujol i Soley, padre de la patria, fundador y presidente de CDC y (nada) honorable presidente del gobierno de la Generalitat (1980-2003) reconoció que era un defraudador confeso el 26 de julio de 2014. Las investigaciones judiciales han llevado a imputar a todos los miembros de la familia Pujol-Ferrusola por cometer delitos fiscales, y al primogénito del clan se le acusa además de falsedad documental, blanqueo de dinero y pertenencia a organización criminal. Impunidad, eso es lo que están buscando para sí mismos los líderes de CDC, rebautizada PDE-Cat para dejar atrás las actividades delictivas que practicaron con tanto éxito durante varias décadas en Cataluña.

Turull con Homs, y (Oriol) Pujol arropando a Daniel Osàcar, secretario personal de Mas (2000-2005) y tesorero de CDC (2005-2011) en el Parlament. Osàcar está imputado por cobrar comisiones a empresarios que se destinaban a financiar a CDC y a sus fundaciones. ¡La nueva Cataluña!

Turull con Homs, y (Oriol) Pujol arropando a Daniel Osàcar, secretario personal de Mas (2000-2005) y tesorero de CDC (2005-2011) en el Parlament. Osàcar está imputado por ser pieza clave en la trama de cobro comisiones a empresarios destinadas a financiar a CDC y a sus fundaciones. ¡La nueva Cataluña!

pujol-clan-3

Interesante ver como una familia de orden  y tan bien dispuesta llegó a convertirse en una máquina organizada de extorsión, empleando la posición y los contactos del nada honorable president de la Generalitat Jordi Pujol i Soley.

Clemente Polo Andrés
Responsable del Área de análisis político y económico de "Espanya i Catalans"
 
 

Subcategorías

Página 10 de 28